PALABRAS DE DESPEDIDA  AL  ACADEMICO DE NUMERO DE LA ACADEMIA CHILENA DE CIENCIAS AGRONOMICAS Dr SERGIO BONILLA, PRONUNCIADAS POR  EL  ACADEMICO DE NUMERO Y “PREMIO ACADEMIA” Dr ALEJANDRO VIOLIC M.

El Presidente de la Academia Chilena de Ciencias Agronómicas, Dr. Edmundo Acevedo, quien se encuentra hoy a gran distancia de Santiago, me ha pedido despedir a nuestro gran amigo y colega, Sergio, quien compartió  con nosotros, en la Academia,  desde que el ex Decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile, ex ministro de Agricultura y ex Rector de la Universidad de Chile, Prof. Ruy Barbosa, en el año 2008, tuviera la idea de crearla. En ella, durante sus primeros años, Sergio desempeñó  brillantemente diversas funciones directivas, al igual como lo hizo en todas las instituciones en las que participó.

En lo personal, tuve la suerte de conocer a Sergio y de trabajar con él, desde fines de la década de los años 50, cuando coincidimos en el Programa de Investigaciones Agrícolas del Plan Chillán, creado conjuntamente por el Depto. de Agricultura de los EE.UU. y el Gobierno de Chile.  Él, en su calidad de becario de la Oficina de Estudios Especiales de la Fundación Rockefeller en Chile, se destacó por la calidad de sus trabajos y concitó la atención del director de la misma, Dr. Joseph Rupert quien le otorgó una beca de estudios en la Universidad de California, Davis, que le permitió obtener un M. Sc,  en Nutrición Animal en 1963 y, posteriormente, en 1972, su Ph. D. en la misma universidad y especialidad.

Su regreso de su primer  ciclo de postgrado, coincidió con la Creación del Instituto de Investigaciones Agrícolas (INIA), donde desde sus inicios, ocupó el cargo de Sub Director del mismo e investigador en ganado mayor, en el Departamento de producción Animal, época en que el destacado profesional, don Manuel Elgueta, fue el primer Director del INIA.

El éxito de la gestión profesional y directiva de Sergio, lo llevaron a ocupar    importantes cargos: primero, en 1974, el de Coordinador Nacional de Producción Animal INIA, y en 1976,  el de Vicepresidente  del mismo instituto.  

Desempeñó, además, los cargos de Director de Investigación y Transferencia de Tecnología del INIA en la década de los años 80, y de Coordinador de Relaciones Externas del INIA desde 1990 a 1996. Además, actuó como  Secretario Técnico y Secretario del Consejo del INIA hasta el año 2001.

En 1987, la Sociedad Agronómica de Chile le otorgó el  Premio Anual  ”Francisco Rojas  al Mérito Agronómico y,  por su destacada actuación profesional en la actividad pública”, en el año 1986 recibió el “Premio Ministerio de Agricultura”.

En 1991, recibió el Premio  “Edmundo Gastal”, otorgado por el Instituto Interamericano de Ciencias para la Agricultura por sus trabajos relevantes vinculados al desarrollo de la Cooperación Horizontal y a la Investigación Regional en lo Tecnológico Agropecuario en los países del PROCISUR. Finalmente, en el año 2003, la Sociedad Chilena de Producción Animal lo nombró Socio Honorario,  en reconocimiento por su contribución a la Producción Animal del país.

En los últimos años de desempeño profesional, dedicó sus esfuerzos a la formación profesional de jóvenes agrónomos en su calidad de profesor titular en la Escuela de Agronomía de la Universidad Mayor.

Sergio pudo haber aceptado importantes cargos en el extranjero pero prefirió siempre su terruño,  su querido país y sus costumbres campesinas con sabor a Chile.  No por nada, entre los deportes, el Rodeo y la U en futbol, eran su pasión, como también lo fue formar un hogar ejemplar con Eliana, su querida Cuty, a quien conoció en sus años de residencia en Chillán.

A ella, a sus hijos y nietos les cabe la satisfacción y orgullo de haber tenido a Sergio como esposo, padre y abuelo ejemplares y, a nosotros, como Academia, el haberlo tenido como Miembro de Número Fundador, por los primeros 10 años como institución.

Amigo Sergio, descansa en paz.